Haz más fácil tu matrimonio

de Harville Hendrix y Helen LaKelly Hunt

 

Verdad 1. El amor romántico es un truco.

El amor romántico simplemente es la primera fase de la vida en pareja. Se supone que debe desaparecer. El amor romántico es la fuerza poderosa que lo atrae hacia alguien que tiene las características positivas y negativas de sus padres o de su cuidador. Al resultado de que no se hayan cumplido todas sus necesidades le llamamos “heridas de la infancia”(Hendrix & Hunt, 2013):

1) O sus padres se involucraban demasiado, lo cual hacía que se sintiera controlado y asfixiado.

2) O sus padres no estaban lo suficientemente involucrados, lo que hacía que se sintiera abandonado.

El amor romántico nos lleva hasta los brazos apasionados de alguien que acabará por desencadenar las mismas frustraciones que teníamos con nuestros padres, ¡pero por las mejores razones posibles! Al hacerlo, nuestras heridas de la infancia surgen para poder sanar (Hendrix & Hunt, 2013).

“Casi el 90% de las frustraciones que su pareja tenga en relación con usted, en realidad tienen que ver con sus problemas de la infancia

Hendrix & Hunt.

Verdad 2. La incompatibilidad es motivo para casarse.

Es como si hubiera un diseño universal y que, misteriosamente, nuestra incompatibilidad fuera la pieza clave de este plan. Como verá, la incompatibilidad desempeña un papel crucial al prepararlos para cubrir las necesidades del otro. La tensión de los opuestos que se produce por esta incompatibilidad es vital para sanar las heridas de la infancia. Las parejas son incompatibles en dos sentidos principales (Hendrix & Hunt, 2013):

1) en cómo se relacionan con la estructura o con la libertad, y

2) en cómo manejan la tensión y el conflicto.

Las reacciones de la gente ante el estrés y el conflicto caen en una de dos categorías: minimizar o maximizar. Darle a nuestra pareja lo que necesita, desarrolla nuevas cualidades en nosotros mismos, que nos permiten incrementar la fuerza psicológica y emocional (Hendrix & Hunt, 2013).

 

Verdad 3. El conflicto es el crecimiento que intenta ocurrir.

El conflicto que está experimentando no sólo es normal, sino inevitable y hasta valioso. Pero hay dos paradas obligatorias en la jornada (Hendrix & Hunt, 2013):

1. Amor romántico: ¡esta parada es el éxtasis total! Los químicos del placer se liberan hacia el cerebro para unirlo a su pareja. Se siente maravilloso. Con gusto se quedaría aquí para siempre.

2. Lucha de poder: desafortunadamente, cada pareja acaba aquí. Usted ve todas las características negativas de su pareja, que eliminan todos los químicos del placer en su cerebro. Se siente perdido y parece que va para abajo, para abajo, ¡PARA ABAJO!

El amor real es la intimidad armoniosa que deseaba, la comunión creada por medio de una relación construida con base en el cariño y el respeto mutuos. El truco está en utilizar el conflicto para acelerar el crecimiento. La parte de su pareja que más lo irrita con frecuencia es la parte que usted en secreto desea tener. Con frecuencia, lo que más necesitamos de nuestra pareja es lo que más se le dificulta darnos (lo que significa que a nosotros también se nos dificulta darle lo que más necesita recibir). Al estirarse para darle a su pareja lo que necesita, se enriquece porque desarrolla nuevas habilidades (Hendrix & Hunt, 2013).

 

Verdad 4. Estar presentes el uno para el otro sana el pasado.

Usted es el sanador de su pareja y su pareja lo sana a usted. Las necesidades de su pareja son los planos arquitectónicos para su propia formación y crecimiento, y sus necesidades son el plano para la formación y el crecimiento de su pareja (Hendrix & Hunt, 2013):

1) ayudarse a nombrar sus heridas;

2) especificar qué necesita cada uno para sanar;

3) desarrollarse hasta ser el sanador del otro (al estirarse para cubrir sus necesidades); y

4) ser más fuertes y completos durante el proceso.

Éste es el meollo, el reto principal para una pareja comprometida y consciente: necesitamos responder al llamado de convertirnos en el sanador del otro. La sanación sólo ocurre en un entorno seguro. La mejor manera de sanar una relación es no reparar a las dos personas, sino al espacio entre ambas. Cada palabra, tono de voz o mirada afecta el espacio entre los dos. Incluso la comunicación sin palabras de su lenguaje corporal (conocido como comunicación no verbal) contribuye a este campo de energía. El espacio entre los dos puede parecer aire común. Pero jamás lo trate de una manera ordinaria. Todos fuimos heridos por una relación. Sólo podemos sanar dentro de una relación (Hendrix & Hunt, 2013).

 

Verdad 5.  No importa lo QUE diga, sino CÓMO lo diga.

Necesitamos aprender otra forma de comunicarnos. Y se olvida otro pequeño detalle: cuando uno habla, el otro necesita escuchar realmente. El diálogo es una manera estructurada de hablar y escuchar que crea una conexión entre usted y su pareja. Esta conexión es la que le permite sanar sus heridas de la infancia. El diálogo efectivo tiene tres requisitos: ser un espejo, validar y mostrar empatía. Durante el diálogo, lograr que ambos estén de acuerdo no es la meta. La meta es escucharse, realmente, el uno al otro (Hendrix & Hunt, 2013).

 

Verdad 6. La negatividad es abuso invisible.

La negatividad hace que su pareja se sienta insegura. Sin una sensación de seguridad en su relación, su pareja jamás crecerá. Negatividad es (Hendrix & Hunt, 2013):

1) Pensamiento crítico;

2) competencia

3) Dios nos libre, “crítica constructiva”.

Porque cuando usted critica la forma en que su pareja actúa o reacciona, en realidad le molesta que ella no sea usted. Lo principal es esto: cuando se siente superior a su pareja es una señal inequívoca de estar compitiendo. “Mi pareja necesita mi AYUDA, mi análisis profundo.”. La manera más sencilla de apagar la negatividad es dejar de hacer juicios y mostrar curiosidad. Su trabajo es ser una fuente de seguridad para su pareja (Hendrix & Hunt, 2013).

 

Verdad 7. La negatividad es un deseo disfrazado.

En lugar de quejarse, tiene que expresar su deseo como si fuera una solicitud. La responsabilidad es del emisor. Como emisor, usted es responsable por hablar de una forma que incremente la probabilidad de que su pareja pueda escuchar. La petición de cambio de comportamiento (PCC). La PCC es la mejor manera de expresar su frustración y mantener la seguridad en su relación al mismo tiempo. Tiene tres sencillos pasos (Hendrix & Hunt, 2013):

1) pedir una cita para discutir una frustración;

2) explicar brevemente la frustración; y

3) solicitar lo que desea.

La PCC le enseña tanto a usted como a su pareja a estirarse. Su pareja tendrá un desarrollo si acepta —y cumple— una petición. Y usted se desarrollará al recibir lo que le entregue, lo que a su vez es un regalo para ella (Hendrix & Hunt, 2013).

 

Verdad 8. Su cerebro tiene su propia mente.

El cerebro puede dividirse en dos partes: en su parte inferior, a la que llamaremos cocodrilo; y su parte superior, que llamaremos búho. Un cocodrilo, reacciona intensamente. Responde de manera espontánea, sin detenerse a analizar la situación. La parte inferior del cerebro tiene un trabajo muy claro: la SUPERVIVENCIA. Existe para defenderse (y defenderlo a usted) del peligro. El búho es la parte superior del cerebro. Es capaz de tener pensamientos más creativos y más sofisticados. Ahora, ¿qué tal si en lugar de sucumbir ante el cocodrilo, le pidiera al búho que revisara la situación? Aunque usted no lo crea, esta pequeña decisión tiene el poder de detener al cocodrilo antes de que empiece a tomar el control. Ahora sabe que cuando su pareja diga o haga algo que active a su cocodrilo, usted tiene la opción de responder en una forma que construya mayor conexión en lugar de reaccionar de manera que la destruya (Hendrix & Hunt, 2013).

 

Verdad 9. Su matrimonio es motivo de risa.

No importa si han estado juntos por dos meses o veintidós años. Si tienen problemas en su relación, probablemente sea porque usted (Hendrix & Hunt, 2013):

1. Espera que su pareja sepa lo que usted siente, quiere y necesita, sin que se lo diga.

2. Da por hecho que sabe cómo se siente su pareja y qué desea, sin preguntárselo.

Lo principal es que los comportamientos afectuosos son un regalo. Pero no cometa el error de pensar que esto significa que los comportamientos afectuosos sólo son algo superficial. Realizarlos puede reparar lentamente el corazón de su pareja. Además, solicitar lo que usted desea hace que deje de sentirse víctima con más rapidez que ninguna otra idea en este libro. ¡Y se DIVERTIRÁ! Es imposible reírse y estar a la defensiva al mismo tiempo. Su pareja anhela ser su héroe o heroína. Con frecuencia basta cobrar conciencia (“¡Oh, esto es lo que a ti te parece afectuoso!”) para hacer el cambio (Hendrix & Hunt, 2013).

 

Verdad 10. Su matrimonio es el mejor seguro de vida.

Porque la gente casada, en promedio, es más sana, vive más tiempo, disfruta de mayor ingreso y crían familias más sanas. Y esto es cierto para la mayoría de los matrimonios, sean “felices” o no. La cosa es que si tan sólo estar casado ofrece excelentes beneficios, imagínese lo que se puede lograr con un matrimonio sano. Si creamos un matrimonio de sociedad, nuestros niños se volverán fuertes y sanos gracias al proceso. Resulta ser que lo más importante que puede hacer por sus hijos es enfocarse en crear amor real. Resulta ser que la gente casada tiene más sexo, y sexo de mejor calidad, que los individuos solteros, divorciados o en una relación de cohabitación. Realice usted el cambio que quisiera ver. Empiece a mostrarle a su pareja la bondad que usted desea que ella le brinde a usted. Empiece, y su pareja se unirá a usted después de un tiempo. La seguridad es contagiosa. La risa es contagiosa. La levedad es contagiosa. El amor es contagioso. Saben que juntos poseen todo lo que necesitan para tener “larga vida y prosperidad” (Hendrix & Hunt, 2013).

“Empiece a mostrarle a su pareja la bondad que usted desea que ella le brinde a usted

Hendrix & Hunt.

Por esta razón, decimos que uno de los caminos espirituales más grandes consiste en quedarse dentro de su relación y aprender a amar realmente a su pareja, con todo y sus defectos. Esto sucede cuando puede validar la experiencia de su pareja y expresar empatía, incluso si le parece que su experiencia no tiene sentido. Los matrimonios sanos favorecen hogares sanos, los que generan una sociedad sana (Hendrix & Hunt, 2013).

 

Hendrix, H. & Hunt, H. L. (2013). Haz más fácil tu matrimonio. México. Angular