¿Cómo evoluciona el moco al quedarse embarazada? ¿El moco puede puede indicar si estoy embarazada? ¿El moco puede ser señal de embarazo?

Moco cervical y fertilidad

El moco cervical va evolucionando hasta la ovulación hacia un moco más fértil. Una vez se ha ovulado, el moco fértil cambia repentinamente a moco de características infértiles.

Las fases o tipos de moco cervical que se pueden apreciar y sentir durante la observación (Método Billings o Método Sintotérmico) del mismo son: pegajoso, grumoso, elástico (acuoso o clara de huevo) y mixto. Por otro lado, podemos observar tres sensaciones que el moco nos transmite: sequedad, humedad o sensación de estar mojadas o lubricada (si quieres aprender más sobre los tipos de moco y sus sensaciones puedes leer este post).

 

El moco cervical y embarazo

Ahora, ¿qué pasa si me quedo embarazada? Pues, una de las primeras señales en el embarazo es la temperatura. El moco cervical, al elevarse las hormonas sexuales durante el embarazo, suele tornarse más abundante pero de características infértiles (grumoso). Este formará el tapón mucoso que cierra el cuello del útero para proteger al feto, durante el embarazo, de cuerpos extraños.

No obstante, no puede utilizarse como señal prematura de embarazo porque las cantidades de hormonas no suben tan rápido como para provocar un cambio visible en los primeros días. Además, la sensación de humedad que puede provocar el aumento de secreción antes de la falta por el embarazo puede confundirse con la humedad previa al periodo. Esta humedad suele producirse porque la progesterona baja un poco antes que los estrógenos provocando una pequeña cantidad de moco antes de la menstruación.

Esperamos que os sirva de ayuda, recordad que cualquier duda podéis preguntarnos por Instagram @meto2rf

¡Un abrazo!

Raquel y Pedro